WayBack machine, una herramienta válida para acreditar el contenido anterior de una página web

Written on 20 Nov 2019

Cada vez es más habitual que las partes en un juicio se vean en la tesitura de tener que acreditar el contenido de determinadas páginas web para fundamentar sus pretensiones. Este cometido, debido a la volatilidad de los contenidos web, puede resultar complicado si lo que se pretende es probar la versión anterior de una determinada página web.

Para salvar este obstáculo, la organización norteamericana Internet Archive dispone de un servicio llamado WayBack Machine (https://web.archive.org/), que nos permite visualizar y constatar cómo era una web tiempo atrás.

Esta “máquina del tiempo” funciona como un archivo histórico que almacena todas las modificaciones que se producen en las páginas web, de modo que guarda copias completas de multitud de URL, incluyendo las imágenes y los documentos que aparecen en éstas. Así, basta con acceder al portal de WayBack Machine, indicar la dirección web e introducir la fecha y el año que queremos visitar para acceder al contenido deseado.

Esta herramienta ya está siendo admitida en muchas jurisdicciones como medio probatorio y, de hecho, los tribunales españoles también se han posicionado favorablemente y han reconocido la validez de los certificados emitidos por WayBack Machine.

Buena prueba de ello es la sentencia de fecha 31 de mayo de 2019, de la Audiencia Provincial de Zaragoza (Rec. 763/2018). En esta resolución, la Audiencia Provincial de Zaragoza ha considerado la WayBack Machine como un instrumento adecuado para acreditar el contenido anterior de una web, toda vez que se trata de tercero imparcial -carece de vínculo con las partes-, es gratuito –lo que, por consiguiente, excluye cualquier tipo de interés- y funciona de manera automática, evitando así posibles manipulaciones.

Del mismo modo, la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 15ª, en su sentencia de 12 de marzo de 2018 (Rec. 397/2017), ha dado plena validez al certificado extraído de la WayBack Machine, haciendo el mismo plena prueba en el procedimiento según lo dispuesto en el artículo 326 de la LEC.

A pesar de lo anterior, es conveniente plantearse, según las circunstancias de cada asunto, acompañar al certificado de WayBack Machine un acta notarial que de fe de que la página web en cuestión ha sido consultada por un notario a través del mencionado portal web de WayBack Machine.

En cualquier caso, el certificado de WayBack Machine puede ser, a tenor de la naturaleza del caso y las pretensiones que queramos acreditar, un instrumento de gran utilidad y pertinencia.