El Código Ético de MedTech Europe y el avance en su implantación a nivel europeo

Written on 21 Nov 2018

MedTech Europe establece una hoja de ruta hasta 2020 para adoptar las normas establecidas en su código ético entre las compañías adheridas a la asociación y sus homólogos nacionales, existiendo diversos grados de implementación hasta la fecha.

Desde que la patronal europea del sector de tecnologías sanitarias, MedTech Europe ("MedTech"), decidiera en 2015 modificar su Código de Ética Empresarial (el "Código") con el objetivo de diseñar procesos más eficaces en materia de compliance, los distintos operadores del sector (empresas miembro, por un lado, y asociaciones nacionales, por el otro) comenzaron, cada una a un ritmo distinto, su camino hacia la adopción y transposición de dichas normas.

La carrera por la adaptación fue iniciada por las empresas miembro a principios del 2017, las cuales, de forma paulatina, debieron adaptar a sus políticas internas las normas del Código, siendo el 1 de enero 2018 la fecha a partir de la cual las normas más rigurosas en cuanto a las relaciones entre la industria y los profesionales sanitarios entraron en vigor, poniéndose fin a las ayudas directas a profesionales sanitarios para la asistencia a eventos y conferencias educativas organizadas por terceros.

Las asociaciones nacionales serán las últimas obligadas en transponer las normas del Código, disponiendo hasta el 1 de enero de 2020 para implementar toda la normativa de MedTech a sus códigos nacionales de modo que aquélla resulte vinculante a nivel local.

No obstante el plazo de gracia concedido por Medtech a las asociaciones nacionales, España, a través de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), ha sido pionera en la adopción del Código, aprobando en fecha 1 de enero de 2018 un nuevo código ético más generalmente conocido como "Código de Fenin" llamado a sustituir al antiguo código de buenas prácticas, en vigor desde 2009.

El contenido del nuevo Código de Fenin es esencialmente el mismo que el del Código, por lo que incorpora las novedades más relevantes de éste último, tales como la prohibición de las ayudas directas a profesionales sanitarios para la asistencia a eventos y conferencias educativas organizadas por terceros, la limitación de las donaciones, nuevas normas relativas a la transparencia y la creación de una plataforma para la validación de eventos organizados por terceros ("CVS", por sus siglas en inglés).

Cabe destacar que, desde la entrada en vigor del Código de Fenin, el CVS es plenamente operativo y ya ha evaluado más de 1.300 eventos en menos de un año. A través de esta plataforma se puede conocer si un congreso se ajusta a la normativa del Código de Fenin, debiendo las empresas adheridas a la federación patrocinar únicamente eventos organizados por terceros que hayan obtenido la calificación positiva del CVS.

En países como Italia o Francia, las asociaciones nacionales aún no muestran visos de adaptarse al Código o están aún en fase de aprobación en los senos de organización interna (SIDIV y Assobiomedica). Por el contrario, las asociaciones alemanas (BVMed, Spectaris) y británicas (ABHI, BIVDA) ya han consensuado la transposición del Código en sus correspondientes normativas e incluso resulta de obligado cumplimiento en sus respectivos territorios a día de hoy.

En definitiva, se puede afirmar que, tanto a nivel europeo como nacional, las asociaciones del sector tecnológico sanitario avanzan hacia buen puerto, con importantes avances en transparencia e independencia de los profesionales sanitarios, si bien habrá que seguir la evolución de su adaptación al Código hasta su aplicación definitiva en 2020.